Cómo ir a una obra en Broadway y pagar menos

MammaMia!

Nueva York es una ciudad insomne. Pero no cae en letargo a mitad de mañana, ni se esconde a tomar una siesta a plena tarde. Nueva York es inagotable y nos amoldamos a ella sin darle espacio al cansancio. Estamos ahí y tampoco queremos dormir, queremos verla toda y a cualquier hora.

Por eso una visita nunca es suficiente y nada parece estar completo nunca: dicen que no has visitado Nueva York si no has subido al Empire State, si no pasaste por el Times Square, si no te acercaste a ver la Estatua de la Libertad, si no caminaste por el puente de Brooklyn, si no fuiste al Moma, si no viste un musical. Tantos si no. Y a veces, no da tiempo para todo, ni el presupuesto alcanza para tanto.

Ya estoy hablando mucho ¿verdad?

Lo cierto es que estuve en Nueva York cinco días y entre todas las cosas que quería hacer, pensé que no podría ver un musical. Son costosos, sí. Pero vamos, es Nueva York y todas las luces de colores son una invitación a hacerse ese regalo, mucho más aún si consigues una entrada a un musical en Broadway por menos de la mitad. ¿Cómo? Lo voy a contar solo una vez.

En Times Square, debajo de las famosas escaleras rojas, justo en el cruce de Broadway con la calle 47, está una oficina pequeñita de TKTS en la que se consiguen entradas para cualquier obra en Broadway, por mucho menos de la mitad e incluso, con un poco de suerte, para el mismo día de la presentación. Ellos te muestran un listado con las obras y asientos disponibles, los horarios y puedes cancelar con tarjetas de crédito, débito o efectivo. Solo hay muy pocas obras de Broadway que exigen que el pago sea solo en efectivo. También hay otra oficina de TKTS en Downtown Brooklyn.

Otra opción para ver un musical en Broadway sin pagar mucho, es preguntar en la misma taquilla del teatro por los Box Seats. Son asientos que, normalmente, están situados diagonal al escenario, por los que se pierde alguna esquina de la obra, y que por ese detalle se ofrecen a un precio más económico. Sin embargo, es importante que pidan en taquilla que les enseñen el plano del teatro para que vean los asientos y si realmente vale la pena. En mí caso, cuando fui a ver Mamma Mia! pagué 70$ por un Box Seat en el teatro Winter Garden, a 10 filas del escenario y hacia la derecha, y en la esquina que no veía, nunca pasó nada importante. Ese mismo día, en TKTS me pedían 189$ para la misma obra, en un asiento justo al frente de los actores, pero arriba. Solo es cuestión de tomar la decisión acertada.

MammaMia!2

¿Quieres dejar un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s