El paseo de los literatos en Nueva York

Walter Scott, en pleno invierno

Walter Scott, en pleno invierno

Caminar por el Central Park de Nueva York es tropezarse con su paisaje, siempre hermoso, y sus curiosidades. En esa extensión que, de buenas a primeras parece inabarcable, hay historias escondidas. Muchos van, mapa en mano, buscando esos recovecos de los que tanto se ha hablado antes, o que han visto en alguna película. Así llegué al Paseo de los Literatos o, como bien le dicen en inglés, al Literary Walk.

Entre la calle 65 y la fuente de Bethesda (la misma en la que ocurre el baile principal en la película Encantada) aparecen varias estatuas, apostadas a un lado del camino. Son poetas y escritores ingleses que van escoltando esa ruta tan llena de literatura y buenas letras, abrazada por árboles de olmos que arrancan más de una foto. Así, aparecen las miradas serias de Fitz-Greene Halleck, Walter Scott, Robert Burns y, por supuesto, William Shakespeare.

Esta parte del Central Park es el único paseo en línea recta que existe en el parque y por eso resulta tan emblemático. El Paseo de los Literatos comienza al sur, justo donde está la escultura de Christopher Columbus. Hay que caminar despacio, como invocando a sus personajes, a ver si algo de literatura se nos queda pegada en el cuerpo mientras los observamos.

El paseo helado en el Central Park

El paseo helado en el Central Park

Un comentario en “El paseo de los literatos en Nueva York

¿Quieres dejar un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s