He viajado

He viajado, también, para estar en silencio.

Para dormir, sin culpas.

Para tomar cerveza y fumar un cigarro mirando a la gente pasar.

Para conversar y reír en madrugadas largas.

Para dibujar y botar cada hoja garabateada.

Para irme a un bar, sentarme en la barra y ver un juego de basket.

Para mojar los pies en un río.

Para intentar escribir.

Para intentar leer.

Y, a veces, acertar.

He viajado, también, para dejar de extrañar.

Para alejarme de mí misma.

Para reconstruirme.

Porque muchas veces no quiero estar aquí.

Y estoy. Aquí, en esta casa.

He viajado, también, para quedarme quieta.

Para buscar equilibrio.

Para comprarme una libreta nueva.

Para respirar profundo.

Para liberarme de responsabilidades.

Para escapar.

No se puede escapar.

Se viaja con lo que somos.

Se viaja sin pretextos.

Sin atajos.

Y siempre hay callejones oscuros.

Vericuetos del alma.

He viajado, también, para buscar respuestas.

Para aprender palabras nuevas.

Para vestirme con un sari.

Para que me pinten la cara.

Para caminar por calles brillantes.

Para mirar por la ventana.

Para dormir de día.

Para cantar mientras camino.

Para abrazar a desconocidos.

Para darme cuenta que el mundo no es terrible.

Para querer regresar.

Para abrazar.

Para caminar con los mismos zapatos.

Diez días.

Quince.

Tres meses.

He viajado, también, para equivocarme.

Para esperar en vano.

Para sorprenderme.

Para saber lo que no quiero.

Lo que sí quiero.

Para encontrarme, otra vez.

Para tomar vino tinto.

Para tomar cerveza.

Para conocer mis vicios.

Para no escribir nada.

Para leer por días.

He viajado, también, para cansarme.

De desempacar.

De la ropa sucia.

De la cama incómoda.

De perderme.

De no entender direcciones.

De madrugar para ir al tren.

Al avión.

Al autobús.

He viajado, sobre todo, porque puedo.

Porque quiero.

Porque no sé de rutinas.

Porque me da miedo dejar de moverme.

Porque soy muy pequeña.

Porque el mundo es inmenso.

Porque tengo curiosidad.

Porque me da tranquilidad.

Porque entiendo en lejanía.

Sufro en lejanía.

Vivo en lejanía.

He viajado, mi gente, porque de eso se trata.

De entender los matices.

De no tener el viaje perfecto.

De llenarme de instantes.

Felices.

Amargos.

Tristes.

Intensos.

Brillantes.

Duraderos.

He viajado.

Sí, he viajado.

3 comentarios en “He viajado

¿Quieres dejar un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .