Un viaje a Venecia

En mi mapa de Italia nunca tracé ninguna ruta para ir a Venecia. ¿Les pasa que hay ciudades que se pueden dejar para después? Eso era Venecia para mi: una ciudad postergable, un tumulto que no quería desandar, un después para quién sabe cuándo, si es que acaso alguna vez. Pero como los viajes nunca son lo que se planean, la ruta me llevó a Milán solo por intentar llegar a Madrid sin pagar mucho y como nada estaba bajo mi control –aunque creía que sí– pasé unos días en Verona y fue allí, en esa ciudad que tampoco aparecía en mi mapa, donde me convencieron de ir a Venecia: estaba a solo una hora de camino en tren y sería el único día soleado de toda la semana, mientras en Verona estaría lloviendo. Así que fui a Venecia ida por vuelta, sin esperar nada. Solo por el afán de ver y abarcar más caminos. Pero viajar a Venecia fue una revelación. A esa ciudad que flota, llena de gente, la encontré tan fotogénica que fue difícil no quererla a primera vista. Venecia se me coló por todos los sentidos y fui desandando sus sonidos, sin ningún tipo de orden. No tenía un mapa y poco me importaba. Seguí a la gente, leí los avisos en las paredes, subí sus puentes, entré a callejones, me enredé en tendederos, miré por las ventanas. Me perdí, creí que no iba a saber a volver, la caminé con sorpresa y asombro: por aparecer tan tranquila y al mismo tiempo, tan abarrotada de gente, con tanto ruido y movimiento. Ahora que escribo esto, no puedo evitar pensar cuánto ha descansado Venecia de nosotros, cuán sereno debe andar su paisaje e imagino a sus habitantes yendo al mercado, por fin, sin nadie tomando fotos a su alrededor. Qué cansada debes estar, Venecia, pero qué hermosa eres. Y eso es lo que vengo a contar de ti.

Si vas a viajar a Italia o a cualquier parte del mundo, vas a necesitar un seguro de viajesEn este enlace te dejo un 5% de descuento con Assist 365 (aplica sobre otras promociones)

8 comentarios en “Un viaje a Venecia

  1. kareenhernandez dijo:

    Le diría que SI a Venecia mil veces más, con todo y el olor peculiar que la rodea. Me detendría en una cafetería de cualquier callecita a escuchar como piden café, ordenaria una pizza para llevar y me la comería sentada en la orilla de un canal, otra vez, sin importar el olor. Venecia es atrevida, coqueta, descarada, seductora. No importa la cantidad de personas, siempre habrá un rinconcito a solas para contemplarla. Gracias por estas palabras justo en mi aniversario con ella.

    • viajaelmundo dijo:

      Creo que andaba tan concentrada en sus colores y los sonidos, que nunca alcancé a olerla. Eso o que la primavera me tenía nublada la nariz. Pero no me extraña porque tienes razón: Venecia es atrevida 💙 (Gracias por pasar por aquí)

  2. Analisse dijo:

    No la conozco, pero con tanto detalle puedo imaginar su desorden armónico de anhelos, sorpresas, disfrute y descubrimiento, guiándome por lo que viviste.
    Gracias.

¿Quieres dejar un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .