Hola Hostal, en Barcelona

Hola Hostal, en Barcelona

La primera vez que visité Barcelona, me quedé en casas de varios amigos. Vi de cerca la rutina de quienes llevan una vida tranquila, alejada del ruido de una ciudad en la que siempre están pasando cosas. Ahora que me tocó volver, dormir en un hostal era la opción más pertinente: sabía que tendría que salir muy temprano por las mañanas y que llegaría al borde de la medianoche casi todos los días. No quería importunar a nadie. Aunque viajar de Madrid a Barcelona es sencillo, a mí me demanda mucha energía -no sé por qué-, así que cuando encontré el Hola Hostal, supe que eso era lo que andaba buscando.

El Hola Hostal en Barcelona, tiene dos sedes: el Eixample y el Collblanc. Me alojé en el primero porque me quedaba muy cerca de los lugares a los que tenía que ir. La estación de metro de Tetúan está a cinco minutos caminando, hay varias paradas de autobús cercanas que conectan con cualquier lugar y el hostal está rodeado de bares, restaurantes y supermercados. La estación de autobuses Barcelona Nord está a 500 metros, desde donde se puede conectar para el aeropuerto. Y, mejor aún, caminando muy poco se puede llegar a puntos como la Plaza Catalunya, la Sagrada Familia o el parque de la Ciutadella. Por primera vez, me pareció que en Barcelona todo queda cerca y que es sencilla de entender.

Al entrar al Hola Hostel Eixample, lo primero que llama mi atención es lo grande de las instalaciones y me entero, casi de inmediato, que ese espacio antes era un concesionario de autos y ya con solo saber eso, el hostal luce más interesante. La recepción es mínima, pero justo desde ahí se desprende el área común, llena de distintos muebles de tamaños y colores, para unirse luego con la cocina que tiene todo lo que necesitamos. Es una zona cómoda, amplia, en la que cada quien va a su ritmo. Justo al lado, aparece una rampa -que uno no se espera- y al subir llegas a un área más tranquila con varias mesas para trabajar o pasar el rato; y también a las duchas y baños principales. Esto está bastante alejado de las habitaciones, por lo que debes atravesar toda el área común para darte una ducha, sin tomar atajos. Ningún problema para mí, pero está bien que lo sepas. Un piso más arriba hay una terraza, rodeada de edificios y que tiene un aire íntimo por eso. También tienen lavandería, alquiler de bicicletas, una o dos máquinas para hacer ejercicios y variedad de tours gratuitos que puedes tomar con ellos para conocer la ciudad.

Al subir la rampa, esta es la vista que se tiene de la cocina y la sala
Una habitación mixta con 18 camas. Al fondo se ve, @losviajesdenena
Con esta llave podía abrir el locker, la puerta principal y la de la habitación
Adoro que dejemos saludos desde cualquier lado del mundo
Siempre, have fun

El Hola Hostal Eixample tiene habitaciones privadas y compartidas (mixtas o solo para mujeres) que van desde 8 hasta 24 camas. Ya sabes -o, a lo mejor te estás enterando ahora- que mientras más personas en el mismo cuarto, más económico el precio. Es la primera vez que duermo en una habitación de 18 personas y pensé que podía ser un agobio, pero no. Aquí hay tanto espacio y está tan bien pensada la distribución de las literas que no sientes que estás cerca de nadie. Cada cama tiene una cortina para que puedes tener un espacio más tuyo, con un interruptor y una pequeña lámpara. Están numeradas y al lado, tienes un locker que se abre y se cierra con la tarjeta electrónica que te dan en la recepción y con la que también tienes acceso a la puerta de la habitación y la entrada del hostal.

No ofrecen desayunos, pero hay una noche en la que hacen paella para cenar por 5€ y las porciones son generosas. Al frente del Hola Hostal Eixample hay una cafetería Granier por la que puedes desayunar a precios mínimos y está bien para comenzar el día. Justo al lado de la puerta de entrada hay un bar que lleva el mismo nombre del hostal y, aunque es del mismo dueño, su funcionamiento es independiente del alojamiento. Lo vas a notar en los precios.

AQUÍ pueden reservar en el Hola Hostal con mejores tarifas

LO QUE MÁS ME GUSTÓ:

  • La atención de los chicos de la recepción. ¡Gracias, Albert! por la buena vibra.
  • No se escucha ruido en los cuartos. Al menos no en la habitación en la que yo estaba. Aunque había ruido afuera y buen ambiente, se podía dormir con tranquilidad.
  • Lo espacioso de las habitaciones. De hecho, vi una de las que tienen cuatro literas y sentí que era todo más reducido y quizá, incómodo. Aunque todo es cuestión de costumbre.
  • La limpieza del lugar. Para tener tanta gente alojada al mismo tiempo; no encontré nada sucio. Sobre todo en los baños.
  • La cantidad de baños disponibles para tomar una ducha (aunque lo que menos me gustó es que queden tan lejos de las habitaciones; no porque tuviera problemas en atravesar toda el área común, si no porque creo que sería más práctico si están más cerca)

Y poco más. ¿Vale la pena? Sí, mucho. Los precios están dentro de la media de Barcelona para un hostal en muy buenas condiciones, con un gran ambiente y un personal muy atento, dispuesto a ayudarte en lo que sea las 24h, porque la recepción nunca queda desatendida. Si vas a viajar a Barcelona y estás buscando un hostal, espero que hayas tomado nota de este lugar.

¡VIAJA SEGURO! Recuerda que en este link tienes 5% de descuento en tu seguro de viajes, utilizando el código «viajaelmundo» con cualquier cobertura que elijas de Assist-365

2 respuestas a “Hola Hostal, en Barcelona”

  1. Extraordinario relato, lo compartí con una gran amiga que piensa viajar el año entrante.- Gracias por tanto.

¿Quieres dejar un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.