Santa Lucía de Coronayi está escondida en la montaña

No di tiempo a que tocaran la puerta de mi cuarto para avisarme que ya nos teníamos que ir pronto. Casi una hora antes había salido a dar una vuelta y me había llenado de la frescura de la sierra, mientras buscaba el olor de un café humeante y fuerte que hervía en la cocina. … Sigue leyendo Santa Lucía de Coronayi está escondida en la montaña